Oximorón

Quiero llamar la atención a este artículo que salió en La Nación.

Comienza así:


Un intelectual progresista, en representación de muchos, sugirió que el escándalo Boudou no era importante. Que siguen apoyando al Gobierno por sus "políticas globales" y que cerrarán filas.

Y el primer párrafo termina así:

Ese pensamiento ruin sintetiza todos los vicios de un sector ideológico que durante años fue la última línea de defensa frente al avance de la corrupción, la impunidad y la prepotencia del poder. Y que ahora ha adoptado la negación, el relativismo moral y el verticalismo más reaccionario.

Durante la debacle moral de los 90s, fueron los "progres" los que nos llamaron la atención de lo que estaba pasando. No se los escuchó hasta que fue demasiado tarde.

Si bien nunca fui un "progre" en su sentido argentino, como buen liberal (en sentido anglosajón, social liberal) tengo grandes puntos de coincidencia con los "progres" (lo cual habla mucho del pluralismo de este blog).

Sin embargo, pocas veces me vi tan divorciado de esta tendencia.

¿Patito criollo?Defendería muchas acciones de este gobierno, pero nunca defendería las formas. Y cuando se habla de instituciones las formas son todo. Todo. Absolutamente todo.

E invito a discutir dos ejemplos.

Cuando el actual poder dominante en Argentina habla de "intentos destituyentes" y "golpes de Estado", me pregunto qué fue proponer que un "soldado de Kirchner", Daniel Reposo, quede al frente de los fiscales del país. ¿No fue un intento de golpe a uno de los poderes del Estado?

Cuando se neutraliza el accionar del congreso, es un golpe legislativo. Cuando se neutraliza el accionar de un presidente es un golpe de Estado ¿Cómo se dice cuando se quiere neutralizar al poder judicial?

Segundo ejemplo.

Para todos los que creen en que esto es progresismo.

Progresismo, intenta ser sinónimo de desarrollo económico, ¿estamos de acuerdo? Estimo que sí.

No existen los países desarrollados y corruptos. Sólo hay que mirar el ránking de transparency international -la ONG que sigue la corrupción en todo el mundo; y ver que los países más transparentes son (¡oh casualidad!) los más desarrollados (entre los del tope del listado están tanto la hipercapitalista Singapur, junto con la hipersocialista Suecia).

Y ¿cómo se combate la corrupción? Con instituciones. O sea, con formas que respetan la ley. Con poderes respetuosos de las formas y de otros poderes.

La única manera de relacionar inteligencia con Bush.
Entonces progresismo sin formas, o progresismo corrupto, es un oximorón. Es como nieve caliente, no existe. No es. Tan no es, como un país desarrollado y corrupto.

Entre tanto, parece que Reposo reposará, y no llegará a procurador. Al menos eso dice la prensa. No importa, el daño se hizo. Se circuló la posibilidad de que ese sea el próximo jefe de los fiscales. Se sigue jodiendo con las formas.

Sin embargo, el progresismo argentino sigue allí, impávido. Permitiendo que se los convierta hoy en lo que fueron los liberales (en el sentido argentino) en los 90s.

3 comments:

Klaus said...

"Progresismo, intenta ser sinónimo de desarrollo económico, ¿estamos de acuerdo?".

No estoy de acuerdo.

El origen del concepto "progresismo" tampoco es un invento local, sino sería "desarollismo" y no lo es.

El vocablo original es "progressivism" así que su traducción es lisa y llana "progresivismo", y hace referencia a que las cargas impositivas se incrementen progresivamente en proporción a la riqueza de los sujetos.
Ej. Ganancias 20% para un sujeto promedio, 35% para un "rico".

No tiene nada que ver ésto con el desarrollo sino con un criteio de reparto de lo ajeno.

Saludos

Jorge Sapio said...

hola Klaus,

Gracias por tu comentario.

Debo hacer una aclaración, hablo del término "progresista" en su definición latina/francesa, vinculada con su uso del S.XVIII al S.XX en el mundo latino (eso excluye expresamente a Gran Bretaña, Estados Unidos y Japón, entre otros). Esa es la que prefieren los populistas hoy, porque el populismo es como los pedos: a todo el mundo le gusta hacerlo, pero a nadie le gusta aceptar que lo hace.

Preferiría no entrar en la discusión populismo-izquierda, populismo-progresismo. Ya la van a tener que solucionar los intelectuales K cuando tengan que conseguir un nuevo laburo; el día después que se termine este gobierno (y no hay mal que dure 100 años).

Otro punto para criticarme que te propongo es:

El progresismo en la Argentina fue de "derecha" primero y luego de "izquierda".

Los exponentes de la generación del 80 se juntaban en el Club del Progreso. Se hablaba de progreso por todas partes... Después, blip, y después el término aparece del otro del pasillo (traducción libre de "across the aisle).

¡Muchas gracias!

José Luis said...

...me pregunto qué fue proponer que un "soldado de Kirchner", Daniel Reposo, quede al frente de los fiscales del país. ¿No fue un intento de golpe a uno de los poderes del Estado?

Considerate choreado. Muy bueno el concepto.

JL